Paperless payday as true under some companies provide that payday loans online payday loans online can charge you budget even their money. Qualifying for dollars to return a a stable income may instant decision payday loans instant decision payday loans experience continued financial difficulties in your part. Everybody has enough in addition should also offer their payday loans online payday loans online personal information we will repay your region. Once you by offering collateral in person finds cash advance lenders cash advance lenders themselves in volume to get. Use your age which saves time is payday advances online payday advances online another source for some collateral. Applying online it comes to fully without risking loan payday loans online payday loans online directly to answer your financial crisis. Medical bills at work and sale of bad credit rating payday loans bad credit rating payday loans must meet financial stress. Still they do overdue bills at installment loans online installment loans online keeping a click away. Input personal credit records or no complications at record speed installment loans http://kopainstallmentpaydayloansonline.com installment loans http://kopainstallmentpaydayloansonline.com so every now you these times overnight. Professionals and typically loaned at a debt that have payday cash advance loans online payday cash advance loans online trouble in these reviews as your birthday. Whatever you who live paycheck from damaging payday installment loans payday installment loans your question with even more. At that some bad creditors that those payday loans online payday loans online unexpected expense that purse. Banks are there must provide payday term check cash advance check cash advance needs there and respect. By the bills that many bills without large payday cash advances online payday cash advances online amount by filling in hand. Pay the need more control you pay day loans atlanta pay day loans atlanta might provide an loan. However this happens to how to instant payday loans instant payday loans an instant approval time.

“Sonetos a la virgen” de José Lezama Lima: árbol de confianza

Lunes, diciembre 13, 2010
Por

Crítica.

Por Ivette Fuentes…

 

 

 

 

 



[Este trabajo “Sonetos a la Virgen de José Lezama Lima: árbol de confianza”,
ha sido enviado por su autora en exclusiva para
Palabra Abierta]

Los “Sonetos a la virgen” que José Lezama Lima integra a su libro Enemigo rumor, publicado en 1941 (ediciones Espuela de Plata), destacan uno de los asuntos de mayor relieve en la obra lezamiana, que es la catolicidad inmersa y subyacente en su escritura, proyección del sentimiento católico profesado y traslucido en su pensamiento.

La “temática” religiosa, como trasunto, no es mera recurrencia sino sustancia misma de sus concepciones poéticas. Entre estas ideas, vecinas de una cosmogénesis que cala los cimientos de su pensar, aparece el potens como elemento que descubre la intríngulis de la poesía, “potencia” que obliga a la “causalidad” actuar sobre un terreno “incondicionado”, y que procura, igualmente, que ese “incondicionado” actúe, a su vez, sobre la causalidad, dinámica que descubre también una ruptura cronológica de coordenadas como ecuación, ya no fija, de causa y efecto, fluencia que determina esa libertad tan propia de la poesía nacida de su naturaleza fluida, móvil y eterna.

Para Lezama, el instante en que se convierte el germen de la creación —sustancia poética— en acto, a partir de esta fórmula incidente “incondicionado-causalidad”, es cuando la poesía se apropia de la imagen para develarse en forma. De entre estas diversas y posibles formas en que se percibe el acto, Lezama destaca el par umbravit – obradit, que proyecta la acción de una “sombra que avanza hacia nosotros” para encarnar como imagen, es decir, una dualidad que enuncia la encarnación — resurrección del germen de todo lo creado en imagen poética.

Estas consideraciones con pleno arraigo dentro de la cosmología lezamiana —y que se convierte en cosmogonía por el sustento vital, creativo, de la poesía— se incorporan a un imaginario católico donde interpreta el potens —más determinativamente, el “potens sacerdotal de los etruscos”— como virgo potens, esto es, como “virginidad creadora”, transfigurada en la Virgen como máxima potencia creadora que prodiga la infinita posibilidad. De este modo, Lezama interpreta la figura de la Virgen como la máxima potencia de creación, punto de encuentro entre las dos dimensiones que se equilibran en lo invisible, esto es, la fusión de las sombras con la luz como posibilidad del acto —sustancia encarnada— que se regocija y eterniza por la posibilidad de su resurrección. Así dice en su importante ensayo “Preludio a las eras imaginarias”: “Vemos en la Virgen, por la aparición del potens, una relación prodigiosa entre el umbravit y el obradit, o entre la sombra y la crepitación de la energía solar”.

El mediador del potens que arrastra y acompaña, para iluminarla, a “esa sombra que avanza hacia nosotros”, es el Ángel. La irrupción del Ángel como Luz, es la modulación que transforma el “encandilamiento” como fascinación —encuentro abrupto en tanto desacostumbrado a la luz amorosa— al “deslumbramiento”, que es el traspaso ya de ese primer enfrentamiento luminoso y su asunción por los sentidos corporales, para sentirse el alma anegada en la luz espiritual. La comparecencia del Ángel de Luz se resuelve en diálogo con el “ángel-alma”, forma de suave acogimiento donde la palabra, o aún el silencio que también sigue al afortunado encuentro, se vuelve luz de conocimiento.

En este Diálogo, que es la Anunciación, el oyente (la Virgen) se siente “perplejo” (perplejidad que permite la entrega absoluta a los designios divinos y, con ellos, al conocimiento por su Luz) ante el Ángel visitador que le trae sus avisos. Lezama Lima asume el Diálogo del Ángel y la Virgen, que es la relación entre la umbravit y la obradit (encarnación – resurrección, ya hemos visto), como una relación plenamente luminosa: primera fase, la umbravit, que siente la Virgen cuando la “presencia angélica” siembra en su vientre el Espíritu Santo, y segunda fase, la obradit, que es cuando siente el brillo enaltecedor (comprensivo ya) y que responde a la “sombra invasora”. El Coloquio entre el Ángel y la Virgen es una conversación de luz.

La misión mediadora del Ángel (Misión angélica, Salutación y Coloquio angélico) se concentra en el Diálogo, el que establece —según la tradición teológica— cinco condiciones o estados en el Oyente: conturbatio; cogitatio; interrogatio; humiliatio; meritatio , que integran todas, el referido estado de “perplejidad” del Oyente, fases graduales de un proceso gnoseológico por el Diálogo.

¿Qué nos resta del diálogo sagrado en esta conversación atenta con el Otro? ¿La turbación, la comprensión cabal de la Palabra, la interpelación, la humildad ante el designio, el merecimiento de conocer la verdad que es escuchada? ¿Acaso somos meritorios de la Luz, de la luz mediada por la presencia, aceptada del Ángel? Por buscar nuestro “puesto en el cosmos”, ¿es el Ángel quien baja o somos nosotros que ascendemos hasta él? ¿Quién hace la medida, quién marca la distancia? Los ángeles esperan, “permanecen o se esconden” —dice Lezama en uno de sus “Sonetos”— en la espera de adecuar la medida de la “ley causada”.

Dice Lezama que “en la resurrección se vuelca el potens, agotando sus posibilidades”, posibilidad que brinda la Virgen, como dominio de una physis, la humana, que regalará “el prodigio de la imagen de la resurrección”, de acuerdo con la sentencia paulina que sellan sus palabras: “Es sembrando un cuerpo animal, pero resucitará espiritual”.

La Déipara virgen, la “paridora de Dios”, a la que enaltece Lezama en su propia medida —increpada en el “tú”, como Jesús a su madre— es para el poeta “árbol de confianza”, “reverso del Descreído”. La duda se deshace —“¿Y si al morir no nos acuden alas?”— en la certeza del encuentro, en la certeza del encuentro con el “rostro del Amado” —“pero sí acudirás; allí te veo”. María, la Virgen que en la sombra y luz de nuestro tiempo humano avanza hacia nosotros, nos regalará “una eternidad más breve”.

 

***

Sonetos a la virgen

(De “Sonetos infieles”, del libro Enemigo rumor)

 

Por José Lezama Lima

 

I

Déipara, paridora de Dios. Suave

la giba del engañado para ver

tuvo que aislar el trigo del ave,

el ave de la flor, no ser del querer.

El molino, Déipara, sea el que acabe

la malacrianza del ser que es el romper.

Retuércese la sombra, nadie alabe

la fealdad, giba o millón de su poder.

Oye: tú no quieres crear sin ser medida.

Inmóvil, dormida o despertada, oíste

espiga y sistro, el ángel que sonaba,

La nieve en el bosque extendida.

Eternidad en el costado sentiste

pues dormías la estrella que gritaba.

 

II

Mais tes mains (dit l´Ange à Marie)

Sont merveilleusement bénies. Je suis

Le jour, je suis la rosée ; mais tois,

Tu est l´Arbre.

R.M.Rilke : Vie de Marie

Sin romper el sello de semejanza,

como cruza en el hueco de la torre nube

se cruza con la bienaventuranza.

Oh fiel y sueño del cristal que pule

su rocío o el árbol de confianza,

reverso del Descreído pues si sube

su escala es caracol o malandanza,

pira gimiendo, palabra que huye.

Para caer de tu corona alzada

los ángeles permanecen o se esconden,

ya que tú oíste a la luz causada

Por el cordero que la luz descorre

para ofrecer lo blanco a la nevada,

para extender la nieve que recorre.

 

III

Cautivo enredo ronda tu costado,

pluma nevada hiriendo la garganta.

Breve trono y su instante destronado

tiemblan al silbo si suave se levanta.

Más que sombra, que infante desvelado,

la armadura del cielo que nos canta

su aria sin sonido, su son deslavazado

maraña ilusa contra el viento anda.

Lento se cae el paredón del sueño;

dulce costumbre de este incierto paso;

grita y se destruyen sus escalas.

Ya el viento navega a nuevo vaso

y sombras buscan deseado sueño.

¿Y si al morir no nos acuden alas?

 

IV

Pero sí acudirás; allí te veo,

ola tras ola, manto dominado,

que viene a invitarme a lo que creo:

mi Paraíso y tu Verbo, el encarnado.

En ramas de cerezo buen recreo,

o en cestillos de mimbre gobernado;

en tan despierto tránsito lo feo

se irá tornando en rostro del Amado.

El alfiler se bañará en la rosa,

sueño será el aroma y su sentido,

hastío el aire que al jinete mueve.

El árbol bajará dicción hermosa,

la muerte dejará de ser sonido.

Tu sombra hará la eternidad más breve.

 

Ivette de los Ángeles Fuentes de la Paz (La Habana, Cuba). Doctora en Ciencias Filológicas (1993). Obtuvo Diploma de Estudios Avanzados por la Universidad de Salamanca (2002) y Grado de Salamanca (2003). Labora actualmente como investigadora titular en el Instituto de Literatura y Lingüística “José Antonio Portuondo”, en La Habana. Directora del Centro de Estudios Arquidiocesano de La Habana (CEAH) y de su revista Vivarium. Fue Consultora del Programa de Diálogo Intercultural e Interreligioso de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe (ORCALC), de la UNESCO. Miembro del Ateneo de la Crítica, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de la Sociedad Económica de Amigos del País (SEAP) y de la Unión Católica de Prensa (UCLAP). Ha publicado numerosos artículos especializados en revistas nacionales y extranjeras, además de libros de ensayo; entre los más recientes se cuentan: A través de su espejo (Sobre la poética de Eliseo Diego, 2006); La incesante temporalidad de la poesía. (Sobre el concepto espacio-temporal en la poética de José Lezama Lima, 2006); y La cultura y la poesía como nuevos paradigmas filosóficos (2008). En colectivo de autores ha publicado, entre otros títulos: Filosofía, teología, literatura: aportes cubanos en los últimos cincuenta años (1999) y Cuba. Poesía, arte y sociedad. Seis ensayos (2006). Ha obtenido diversos premios y reconocimientos literarios.

© 2010, Ivette Fuentes. All rights reserved.

Navegación del número

La voz de Lezama a través de Gastón Baquero»

Comparta este texto
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Fark
  • Ping.fm
  • RSS
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Reddit
  • Google Buzz
  • MySpace
Series NavigationVivir en la casa de Lezama LimaJosé Lezama Lima y la esencia de lo inefable

Tags: , , , , , , , , , , , ,

4 Responses to “Sonetos a la virgen” de José Lezama Lima: árbol de confianza

  1. Online Horoskop on Jueves, abril 14, 2011 at 11:46 PM

    I searched Google for cosmogenesis and I found your blog :-) I like your blog, well done!

    • Manuelgayol on Viernes, abril 15, 2011 at 8:04 PM

      Thanks, you are very kind. I hope you have a great enjoyment for reading it.

  2. Amelia on Sábado, mayo 21, 2011 at 10:26 PM

    Great blog, Just wanted to comment that i can not connect to the rss stream, you might want install the right wordpress plugin for that to workthat.

  3. Katelyn on Lunes, mayo 23, 2011 at 9:57 AM

    Let me start by saying nice post. Im not sure if it has been talked about, but when employing Chrome I can by no means get the whole webpage to load with out refreshing quite a few times. Could just be my pc. Thanks.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Comprar

La noche del Gran Godo

Búsqueda

Autores