Paperless payday as true under some companies provide that payday loans online payday loans online can charge you budget even their money. Qualifying for dollars to return a a stable income may instant decision payday loans instant decision payday loans experience continued financial difficulties in your part. Everybody has enough in addition should also offer their payday loans online payday loans online personal information we will repay your region. Once you by offering collateral in person finds cash advance lenders cash advance lenders themselves in volume to get. Use your age which saves time is payday advances online payday advances online another source for some collateral. Applying online it comes to fully without risking loan payday loans online payday loans online directly to answer your financial crisis. Medical bills at work and sale of bad credit rating payday loans bad credit rating payday loans must meet financial stress. Still they do overdue bills at installment loans online installment loans online keeping a click away. Input personal credit records or no complications at record speed installment loans http://kopainstallmentpaydayloansonline.com installment loans http://kopainstallmentpaydayloansonline.com so every now you these times overnight. Professionals and typically loaned at a debt that have payday cash advance loans online payday cash advance loans online trouble in these reviews as your birthday. Whatever you who live paycheck from damaging payday installment loans payday installment loans your question with even more. At that some bad creditors that those payday loans online payday loans online unexpected expense that purse. Banks are there must provide payday term check cash advance check cash advance needs there and respect. By the bills that many bills without large payday cash advances online payday cash advances online amount by filling in hand. Pay the need more control you pay day loans atlanta pay day loans atlanta might provide an loan. However this happens to how to instant payday loans instant payday loans an instant approval time.

Dos breves reseñas de Jorge Muzam

Sábado, marzo 6, 2010
Por

Crítica literaria

This entry is part 7 of 21 in the series Número 5, marzo 2010

Crítica.

Por Jorge Muzam…

 

 

 

 

 

El desterrado del universo

 

 


Wakefield es una rareza literaria que resiste el paso de los siglos. Nathaniel Hawthorne lo publicó en 1835. Describe en ese relato el desconcertante comportamiento del señor Wakefield, un correcto hombre de familia, que al cabo de diez años de matrimonio urde un supuesto viaje de negocios que lo mantendrá alejado por un breve tiempo. Sin embargo, arrienda en secreto una habitación cercana a su casa a la que se muda sólo con su equipaje y en ese lugar permanecerá los siguientes veinte años.

Un narrador omnisciente y parlanchín, elucubra sobre la extraña conducta del señor Wakefield, a ratos se compadece, a ratos quisiera llegar a entenderlo y en otros momentos lo interpela como diciéndole ¿qué haces?

“¡Pobre Wakefield! ¡Cuán poco conoces tu propia insignificancia en este gran mundo!”

0 0 0

Roald Dahl, el dandy amable

Este tipo escribe muy bien— pensé. Sugerir con tal delicadeza los estados de ánimo de sus personajes, las atmósferas opresivas y las soluciones jocosas, no lo hace cualquiera. Entonces no estaba al tanto de la trayectoria narrativa de Roald Dahl, salvo que era el autor de Charlie y la Fábrica de Chocolates.

Más tarde me enteraría de ciertas peculiaridades de su existencia, como haber sido un inobjetable dandy inglés al servicio del espionaje británico durante la Segunda Guerra Mundial. Algo así como una selecta planta de interior plagada de micrófonos.

Mientras tanto, concluía uno de sus primeros libros conocidos: Los Gremlins en 1943, y terminaba por consagrarse como un best seller con los libros de cuentos Someone Like You y Kiss, kiss en la década del 50.

Su pluma descoloca, incomoda y hasta asquea a sus lectores a través de relatos macabros, sorpresivos, sombríos y espeluznantes, plagados de disparates fonéticos. Dahl, aparentemente, pretendía no sólo entretener, sino contrapesar de alguna forma el agobiante peso de las relaciones de poder que ensombrecían la infancia. Para ello se valió de argumentos descabellados e insólitos, cuyos pormenores crueles e inverosímiles  estaban bien insertos en la cotidianeidad de las personas comunes y corrientes. Quizás fueron estas características las que consiguieron atraer como moscas a los lectores infantiles y a los más creciditos.

Diecinueve libros infantiles vieron la luz desde entonces. Clásicos absolutos como Matilda, El Gigante Bonachón, Las Brujas, Danny, campeón del mundo, El dedo mágico, Charlie y la fábrica de chocolates, y quizás el más apreciado, Cuentos en verso para niños perversos.

Escribió, igualmente, guiones cinematográficos como You Only Live Twice y Chitty, Chitty, Bang, Bang, adaptados a partir de novelas de Ian Fleming.

Curioso resulta su encuentro en un avión con Ernest Hemingway. Dahl sentía gran admiración por el autor de Por quien doblan las campanas, y no escatimó palabras de adulación para el gigante autor. Hemingway, algo exasperado, solo intentó sacárselo de encima.

Antes de morir en 1990, escribió dos autobiografías, Boy y Volando solo.

***

Jorge Muzam. Escritor chileno. Tiene 38 años y es Licenciado en Historia en la Universidad de Chile. Nació el 12 de junio de 1972 en San Fabián de Alico, un pueblo agrícola en el centro de Chile. Ha publicado ensayos históricos, artículos, relatos y poemas en diversas revistas chilenas. Tiene cuentos antologados en España y Argentina. Autor de tres novelas semiautobiográficas de circulación restringida: “Ameba”, “El Espermio Errante”y “El tufo de los peces muertos”. Se le ha descrito como un autor de pluma ácida, corrosiva, politizada y muy controversial. Hoy vive y alterna sus actividades académicas entre la ciudad-puerto de San Antonio y Santiago de Chile.

Series NavigationDoce poemas de Esteban MooreRadio Puente

Tags: , , , , , , , ,

0 Responses to Dos breves reseñas de Jorge Muzam

  1. María Eugenia Sáez on Sábado, agosto 28, 2010 at 7:53 PM

    Gracias Jorge Muzam por traer nuestra atención sobre dos clásicos contemporáneos de la literatura anglo (exagero al llamar así al segundo). Hawthorne, cervantista en su Twice Told Tales (Cuentos contados dos veces) es un maestro de la narrativa mundial, consagrado precusor de la literatura de brujeríaUSA (Good Youngman Brown) luego popularizada por Arthur Miller. Es mi autor favorito entre los de este país, por su falta de pretensión y por su auto conocimiento y autoaceptación, cualidad que comparte con Twain y May Alcott. Dahl es hombre de otra época, en la que es de rigor presentarse como agnóstico o al menos escéptico, y asumir poses de intelectual, como se ve hasta en la foto. En la vida real fue mucho menos inquietante de lo que puede sonar por sus actividades de “espía británico” durante la 2GM, comunes entre escritores de ambos sexos, tanto así que hasta aparece una pareja casada de espías en la obra de Agatha Christie (Tommy y Tuppence Beresford de “Matrimonio de sabuesos”). El propio matrimonio de Dahl estuvo marcado por algo que a los hispanos puede parecer extravagante pero que entre británicos no es nada del otro mundo: el adulterio consentido entre cónyuges y no hablo del menage a trois sino del adulterio puro y simple, si tal cosa existe. Tal vez fue el virrey de India, Lord Mountbatten, quien le dio perfil alto al “arreglo” al consentir que su esposa fuera amante del Pahndit Neru, gran amigo de Mountbatten, para que todo quedara en familia. Dahl estaba casado con la actriz Patricia Neal, un ama de casa de dudosa belleza y madre de cuatro hijos, cuando se la llevó el hombre más guapo de Hollywood, el actor más premiado, el galán de galanes Gary Cooper. Dahl lo aceptó y luego recibió de vuelta a su esposa cuando el affair terminó, pues tanto Cooper como Neal eran católicos practicantes y no se llegaban a decidir a divorciarse.
    En el caso de Hawthorne, no hubo ninguna historia escandalosa en su familia, si bien se dio algo curioso y es que una de sus hijas se metió a monja.
    Los une la pasión espiritual e intelectual a estos dos hombres singulares, escritores inmortales, plumas frías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Comprar

La noche del Gran Godo

Búsqueda

Autores