Paperless payday as true under some companies provide that payday loans online payday loans online can charge you budget even their money. Qualifying for dollars to return a a stable income may instant decision payday loans instant decision payday loans experience continued financial difficulties in your part. Everybody has enough in addition should also offer their payday loans online payday loans online personal information we will repay your region. Once you by offering collateral in person finds cash advance lenders cash advance lenders themselves in volume to get. Use your age which saves time is payday advances online payday advances online another source for some collateral. Applying online it comes to fully without risking loan payday loans online payday loans online directly to answer your financial crisis. Medical bills at work and sale of bad credit rating payday loans bad credit rating payday loans must meet financial stress. Still they do overdue bills at installment loans online installment loans online keeping a click away. Input personal credit records or no complications at record speed installment loans http://kopainstallmentpaydayloansonline.com installment loans http://kopainstallmentpaydayloansonline.com so every now you these times overnight. Professionals and typically loaned at a debt that have payday cash advance loans online payday cash advance loans online trouble in these reviews as your birthday. Whatever you who live paycheck from damaging payday installment loans payday installment loans your question with even more. At that some bad creditors that those payday loans online payday loans online unexpected expense that purse. Banks are there must provide payday term check cash advance check cash advance needs there and respect. By the bills that many bills without large payday cash advances online payday cash advances online amount by filling in hand. Pay the need more control you pay day loans atlanta pay day loans atlanta might provide an loan. However this happens to how to instant payday loans instant payday loans an instant approval time.

Creación, mutación y futuro

Martes, abril 26, 2011
Por
This entry is part 17 of 21 in the series Número 13, abril de 2011

Editorial.

Por Manuel Gayol Mecías…

 

 

 

 

 

 


 

 

La mutación de la conciencia humana

 

Nueva época en Palabra Abierta, nueva visión con intentos de amplitud y experimentación son siempre metas necesarias, interesantes que conforman la literatura. La mutación, de hecho, es una manera más del desarrollo literario. Es la posibilidad de crear un concierto del desconcierto y viceversa. Es la acción misma de intentar lo nuevo.

Pero la mutación también es un proceso, a veces lento, otras veces no; pero siempre es un tránsito en el tiempo; un tránsito de mínimos frecuentes cambios que se entrelazan dialécticamente, no en una sumatoria, sino en una fusión de elementos, de aspectos, fuerzas y energías que se van haciendo un solo flujo hasta crear una cadena de resultados que a su vez se interrelacionan con otros y dan lugar a saltos sorpresivos, como éste de ahora en que nuestra revista pretende ampliar sus razones temáticas, sus aspiraciones culturales de una manera aún más universal.

El I Ching o Libro de las Mutaciones muy bien pudiera ser el testigo ejemplar de la capacidad de la imaginación para prever el futuro. Aquí no se trata de pura adivinación, sino de desarrollo imaginativo en la deducción de los hechos y las experiencias. El I Ching es un libro de respuestas racionales que nos puede ayudar a visionar por adelantado lo que probablemente ocurrirá. Es un texto lúdico en el que hay que entrar con la mente abierta para poder tener una razón de creencia imaginativa.

… No es plantearse si el I Ching dice la verdad o no: se trata de aceptar o no las premisas sobre las que se sustenta, la mentalidad en la que se sumergen sus raíces. Aceptando esto estaremos aceptando todo, e incluso la adivinación del futuro nos parecerá algo normal. Esto significa que cada respuesta que nos da el I Ching, tiene una explicación racional a la que es posible llegar a través de nuestro cerebro como cuando realizamos un cálculo. No es tanto una cuestión de confianza, subjetiva y dudosa, sino el fruto de un razonamiento preciso y riguroso. No es una cuestión de adivinación, con todo lo que esto conlleva de improbable, sino una cuestión de razonamiento, con todo lo que esto tiene de positivo y de lógico en sus conclusiones.*

Es previsible entonces que un espacio cultural como el nuestro, intente la acumulación creativa de buenos textos y de fascinantes ilustraciones, que propongan una interrogación y una duda en sus ideas, incluso de todo tipo de disciplinas humanísticas para, basado en esa diversidad de conocimientos, poder aspirar al éxito de su difusión en un futuro.

Y no es que al ser humano le haga falta el futuro para buscar beneficios personales, de enriquecimientos y logros individuales, no, sino que la previsión del futuro es un derecho tan humano como divino. Si los dioses de toda mitología han mostrado siempre su poder del pasado, del presente y del futuro, esta previsibilidad basada en el conocimiento, en las experiencias y los hechos que puede tener y saber usar el hombre es muy consecuente con el carácter divino que encierra la humanidad en sí misma. De manera que la obtención del futuro mediante los recursos de la imaginación y de los conocimientos acumulados durante siglos, hace que cualquier cultura —como en este caso del I Ching, la cultura china— trascienda, como la de los griegos y otras tantas culturas, hasta contar en su historia milenaria con la posibilidad del oráculo. Es, de hecho, por los griegos (nuestra cuna cultural) que Occidente cuenta con las puertas hacia el conocimiento de otras grandes civilizaciones y misterios.

Es en  este sentido que el racionalismo occidental debe abrir su mentalidad a los enigmas y arcanos de otras culturas; poner asimismo sus recursos científicos y tecnológicos en función de una mayor comprensión del espíritu y esencialidad poética de los tiempos antiguos e intentar que las mutaciones sean mentales, espirituales y energéticas, y no exclusivamente de lo empírico, de la materia como hecho exclusivo de la investigación que rige a modo de un dogma de lo pragmático y lo empírico; en otras palabras: no debemos verlo como un cuadro cerrado a los fenómenos invisibles de la imaginación.

Para ello, la cultura occidental —en todas sus manifestaciones creativas— tiene que tomar una fuerza mayor; una revitalización que contemple la historia humana en su integralidad; dejar de literalizar los fenómenos y aceptar los retos de los misterios como una necesidad natural, en la que la imaginación literaria y artística, como dos ejemplos, trace pautas para sus potencialidades científicas.

Esto es un tanto de lo que intenta advertir Palabra Abierta, del hecho de que podríamos vivir el presente sabiendo que el pasado nos sirve para conjurar un futuro mejor. Hacernos una especie de oráculo gestor de esperanzas más legitimadas por nuestro propio espíritu. Sirvan entonces nuestros trabajos publicados aquí, en este espacio virtual, como una mínima contribución a los cambios actuales y porvenir que puedan, desde ya, vislumbrar que en realidad estamos en un proceso de mutación hacia una real captación del Ánima Mundi; es decir, en un proceso genuino hacia una mayor espiritualidad.

 

* Donatella Bergamino y Diego Meldi: I Ching el libro de las mutaciones [traducción Enrique García Ballesteros], Madrid, Editorial LIBSA, 2003

[Ilustración tomada de la página virtual Letras y algo más]

 

Manuel Gayol Mecías es el director y editor de Palabra Abierta (mgayol@palabrabierta.com).
Escritor y periodista cubano. Graduado de licenciatura en Lengua y Literatura Hispanoamericana, en la Universidad de La Habana en 1979. Fue investigador literario del Centro de Investigaciones Literarias de la Casa de las Américas (1979-1989). Posteriormente trabajó como especialista literario de la Casa de la Cultura de Plaza, en La Habana, y además fue miembro del Consejo de redacción de la revista Vivarium, auspiciado por el Centro Arquidiocesano de Estudios de La Habana. Ha publicado trabajos críticos, cuentos y poemas en diversas publicaciones periódicas de su país y del extranjero, y también ha obtenido varios premios literarios, entre ellos, el Premio Nacional de Cuento del Concurso Luis Felipe Rodríguez de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) 1992. En el año 2004 ganó el Premio Internacional de Cuento Enrique Labrador Ruiz del Círculo de Cultura Panamericano, de Nueva York, por “El otro sueño de Sísifo”. Trabajó como editor en la revista Contacto, en 1994 y 1995. Desde 1996 y hasta 2008 fue editor de estilo (Copy Editor), editor de cambios (Shift Editor) y coeditor en el periódico La Opinión, de Los Ángeles, California. Actualmente, reside en la ciudad de Corona, California. OBRAS PUBLICADAS: Retablo de la fábula (Poesía, Editorial Letras Cubanas, 1989); Valoración Múltiple sobre Andrés Bello (Compilación, Editorial Casa de las Américas, 1989); El jaguar es un sueño de ámbar (Cuentos, Editorial del Centro Provincial del Libro de La Habana, 1990); Retorno de la duda (Poesía, Ediciones Vivarium, Centro Arquidiocesano de Estudios de La Habana, 1995).


 

 

 

Series NavigationMarx contra MarxErnesto Sabato y la soledad de la incomprensión

Tags: , , , , , , ,

One Response to Creación, mutación y futuro

  1. Bailey on Sábado, mayo 21, 2011 at 7:20 PM

    Are you making this up as you go along?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Comprar

La noche del Gran Godo

Búsqueda

Autores