Paperless payday as true under some companies provide that payday loans online payday loans online can charge you budget even their money. Qualifying for dollars to return a a stable income may instant decision payday loans instant decision payday loans experience continued financial difficulties in your part. Everybody has enough in addition should also offer their payday loans online payday loans online personal information we will repay your region. Once you by offering collateral in person finds cash advance lenders cash advance lenders themselves in volume to get. Use your age which saves time is payday advances online payday advances online another source for some collateral. Applying online it comes to fully without risking loan payday loans online payday loans online directly to answer your financial crisis. Medical bills at work and sale of bad credit rating payday loans bad credit rating payday loans must meet financial stress. Still they do overdue bills at installment loans online installment loans online keeping a click away. Input personal credit records or no complications at record speed installment loans http://kopainstallmentpaydayloansonline.com installment loans http://kopainstallmentpaydayloansonline.com so every now you these times overnight. Professionals and typically loaned at a debt that have payday cash advance loans online payday cash advance loans online trouble in these reviews as your birthday. Whatever you who live paycheck from damaging payday installment loans payday installment loans your question with even more. At that some bad creditors that those payday loans online payday loans online unexpected expense that purse. Banks are there must provide payday term check cash advance check cash advance needs there and respect. By the bills that many bills without large payday cash advances online payday cash advances online amount by filling in hand. Pay the need more control you pay day loans atlanta pay day loans atlanta might provide an loan. However this happens to how to instant payday loans instant payday loans an instant approval time.

Doce poemas de Esteban Moore

Domingo, marzo 7, 2010
Por

Poesía

This entry is part 6 of 21 in the series Número 5, marzo 2010

 

 

 


 

 

De “Partes mínimas y otros poemas”

***

Strahlenwind deiner sprache1

***

el viento que sopla desde el desierto cristalino

tan blando como un terso cielo –anunciará del

universo, infinitas desconocidas geometrías/el

más pequeño de sus detalles  / los dominios de

una agregada luminosidad

***

confondant la nuit et le jour3

***

la naturaleza de las ciudades / que despliegan en

la planicie desolada —sus abanicos circulares/ no

será nunca correspondida/ de la vibración íntima

que irradia del fuego —esta ceniza calcinada

***

bienes de la tierra12

***

los dedos pulgar e índice –levemente combados en labor de

pinzas/ presionan el contorno irregular –de esa piedrita que

has recogido a la orilla del río/ la colocan bajo la luz de una

lámpara eléctrica/ que alumbra de su figura –la suavidad de

los bordes/ el tallado paciente de las aguas

***

de manera que de sólo ver14

***

el siseo lejano de las aguas que desciende de las altas

cumbres/ despierta a las codornices -que con agilidad

y repentina gracia -sacuden su plumaje/ aletean -en el

nido/ –esas aves que no han visto nunca/ del deshielo

la desatada furia de los torrentes/ observan –de la luz

el brillo distinto/ reconocen en ella -señales –secretos

designios

***

Ciego discurso humano17

***

pudiera -quién/ de esa serpiente que se desliza

sobre la tierra seca/ reluciente en un espejismo

de sol/ evocar trazos -movimientos en el polvo

el contenido ritmo -de su vaivén/ los rasguidos

de una piel -desatándose en el aire

***

¿Quién es el mar? 20

***

un aire -/como de brisas cruzadas —que se imagina viento

atraviesa -esta planicie desproporcionada –/que  dilata sus

dominios -desde las macizas montañas ——–hacia el mar

un aire que arrastra -revuelve -eleva –las depositadas capas

de guadales y lava -y ceniza volcánica -y arenillas de siglos

que  las vuela en los ojos -que en parpadeo fugaz -doloroso

confunden -en la línea del horizonte  —el punto imaginado

donde las aguas del océano –y las arenas del desierto —en

el color de sus cuerpos -deben —hipotéticamente distinguir

el nacimiento de mundos diversos

***

“a terrible beauty is born” 24

***

la luz que creció sobre el mar –desaparecerá del

otro lado de las montañas –abandonándote –en

la progresiva oscuridad– en compañía de ruidos

que construyen bajo el cielo –ecos murmurantes

que podrán confundirse  con el ronroneo -de  un

trozo de celofán –que adherido -a un cardo seco

invade la escena con sus chasquidos

***

De “Paisajes”, 2003

***

Paisajes

***

“…caught in a sort of hell, how/shall he convert this underbrush, how turn
this unbidden place/ how trace an arch again/ the necessary goddess? “
Charles Olson

***

Una nueva cartografía del mundo——podrá estar

representada por un gran mapa  —que atravesado

de un número indeterminado  -de rutas asfaltadas

y anchas autopistas

cruzándose  -arbitraria -azarosamente constituyen

una compleja –y enmarañada red de encrucijadas

en ellas

podrás recorrer

en una  fulgurante máquina último modelo

y ——————————–cómodamente

en un ambiente climatizado

y con las ventanillas herméticamente cerradas

las distancias -que te separan de tu destino

velozmente podrás enfrentar

las curvas- contracurvas -rectas -y peraltes-

que

se multiplican –continua y

peligrosamente

en los sinuosos  /y brillantes ríos de asfalto

que te aíslan del mundo circundante

ahí

desde ese -tu punto en eterno movimiento

observarás -con cierta ansiedad

el horizonte

la elipsis del sol en su caída

cuyo significado —sancionado culturalmente

será recordado cuando ella te acaricie la nuca

y vos ————–soltás una mano del volante

para acariciarle la pierna

y ella te dirá que tiene hambre

y vos pensás en hacer una parada -en la próxima estación de servicio

donde protegidos -por el mismo aire acondicionado

y los mismos aromas -y la misma decoración

consumirán rápidamente la misma comida -que se sirve

en  todos los restaurantes -de todas las estaciones de servicio

del mundo

y luego buscarán un hospedaje cuya escenografía interior

–magnifica

los deseos de Occidente

y en la mañana reiniciarán el viaje por los caminos de asfalto

que reproducen y sistemáticamente

su  paisaje

de cruces -rotondas -curvas

contracurvas-puentes

distribuidores de tránsito-circunvalaciones

largas rectas

repetidas alambradas

el vallado metálico

que

guía a los viajeros

***

El objeto en su estado natural

***

“no ideas but in things”
William Carlos Williams

***

Los viejos rieles -bruñidos  por la fricción de las ruedas

de los veloces trenes subterráneos —-brillan bajo la luz

tenue -que ilumina  -el largo túnel

y en ese  recto centelleo -del metal alejándose —-hacia

la próxima estación —————-plenamente iluminada

está el poema

20-02-01    (11.55)

***

Celebración

***

“ahora la zanahoria  es un cero kilómetro”
Tito Zanoni

***

Resplandecientes piezas de ingeniería —-los automóviles

se desplazan sobre el seguro asfalto —de la ruta nacional

—————- inaugurada –alabada –por el Sr. Presidente

su numerosa comitiva

funcionarios/empresarios

ojos que eluden de las cámaras el directo ojo

jóvenes políticas /actrices del momento

luciendo en calculado meneo orgiástico

en el medio de la verde nada de la llanura pampeana

/sedas -pieles -joyas

generales que ostentan en el palco oficial -medallas de papel

-una sonrisa que oculta futuras medidas patrióticas

y ellos -los otros – nos /que en silencio -al borde del camino

observamos el paso de las máquinas ————relumbrantes

veloces- soñadas

***

En el vacío de la noche

***

“All day I hear the noise of waters”
J. Joyce

***

Polváme

sí polváme el centro que me hace

sí -en cuclillas polváme de dientes las ancas

/perladas de su transpiración

sí de lenguas  la carne inflamada en ardores

polváme de cara al cielo para que entendiera

/de ese cuerpo desnudo

emergiendo de la ducha cotidiana

el brillo de sus pálidas estrellas

de esos labios fulgentes

que derraman aguas en el agua

el  tintineo acuático

de su esparcido perfume

***

De “Instantáneas de fin de siglo”,1999

***

Ángeles caídos

***

“city of fallen angels ·

Borracho de alcohol

y desesperación

Dylan con sus aullidos estremece la noche

Vallejo tose en un conventillo parisino

la noche se extiende en los hemisferios

en México Lowry

oculta sus visiones zoológicas

en las abrasivas lenguas del mezcal

viajando  sobre el chirrido de un tren de carga

Kerouac canta ronco vómito tras vómito

las bondades del agrio vino californiano

Bukowski resbala y cae

en la noche brillante del Sunset Boulevard

en la trastienda de una farmacia de turno

Carver abre una botella de licor clandestino

mientras una vieja con un perro ridículo

espera el preparado

que tranquilizará sus tormentas

a esta hora de la madrugada

quizás alguien se esté preguntando

qué sucede

bajo el ardiente sol de los parajes sureños

en el extremo de Oriente pálido de luna

En una jaula iluminada por reflectores

Pound murmura palabras

que sus carceleros no comprenden

Michaux cubierto de noche

en un cementerio de Cuernavaca

se deja volar en sustancias

sin entender la magia del paisaje

en una ciudad que lo desconoce

Julio Huasi

decide por mano propia

abrazar las tinieblas

otros en el pico de una botella

apagan los exactos compases del corazón

En un sitio donde todos cantan la belleza

de las ondulantes mujeres junto al mar

alguien bebe risueño su caipira

absorbe el oscuro aroma del azúcar

el rancio perfume de pobladas axilas

la imaginada fragancia de una flor

pleno sabor deseado

nosotros desde Montevideo observamos

el cielo cargado

Los modos cambiantes del tiempo

no conocen la amabilidad de tus deseos

se desplazan imperturbables

a través de las cordilleras los océanos

las llanuras

cruzan el poniente

someterán a cada uno de aquellos

que intenten penetrar sus polos de radiación

a las pequeñas

obsesivas cuestiones cotidianas

Perlongher viaja en un  automóvil

que se desliza

hacia los suburbios

su destino

una capilla donde frente al altar

en el círculo de energía otorgada

ante los ojos

del sangrante cordero de Dios

un sacerdote administra la esperanza

sí y…

qué dones qué palabras mama

en su desesperada desilusión

en qué aguas alimenta esa fe apresurada

Padre Nuestro…

que estás en las sacratísimas alturas

comienza la  invocación inútil

su único consuelo

la voracidad de Dios

Al viento en el río

voces extrañas

en el río al viento

desconocidas almas en pena

Aquel que elige

en la pobreza del exilio

el nombre de Sebastian Melmoth

recuerda una esposa los hijos tan amados

añora ese mundo al que no podrá regresar

infantilmente recuerda la redondez

de su colección de fina porcelana

el color de Londres bajo la luz del otoño

anota en su cuaderno:

poseo la tranquilidad de los objetos perdidos/

soy un hombre que ha vivido su tiempo/

en simbólica relación con el arte/

ya no se avergüenza en las calles

cuando alguien murmura a sus espaldas

o grita Fingal O’Flahertie ooo ooooooohhhhh

él repite en voz baja mansamente:

el dolor es un momento demasiado prolongado

Tampoco imaginará de Joyce

el calembour lanzado en

The Ballad de Persse O’Reilly:

Fingal Mac Oscar Onesine Bargearse Boniface

a quién se le ocurre

Ortodebarcaza Carabonita

Las sombras

su proyección geométrica

permanecen

quién o qué

erosiona la forma que envuelve

grabará en la historia

las marcas del pudor ajeno

Alguien recuerda

el eclipse de  luna de Lu T’ung

la figura del cielo el emperador

la visión de sus ojos

apagándose en la belleza terrenal

la luna el ojo nocturno del cielo

devorada por la tremenda boca del sol

y de la terrible ejecución

de este poeta que amó las alegorías

en el 835 año del Señor

No tienen nada que decir

Pregunta una voz ajena

El gran círculo gira sobre su propio eje

Las primeras luces del alba

Penetran profundos pliegues abismales

Las imágenes fulgentes

Se repiten

Una y otra vez

En la superficie bruñida

Qué podrán decir en México

en Montevideo en Buenos Aires

que no haya sido cantado en el Occidente

en Venezuela en el extenso Brasil

en el muerto Oriente perdido

donde los magos

buscan por el firmamento

la luminosa trayectoria de una estrella

la develación del secreto

Auden

en vísperas de un nuevo año

propone un brindis alza su copa

elevo dice

en el agrio aroma del licor

el peso de los planetas

la mutabilidad del universo

no busquemos en el pasado

edenes ilusorios

menos aún

la seguridad de las jerarquías

el siglo nos presentará

las imaginadas ruinas

Rimbaud arrastrará

su gangrena de oros

El cuerpo de Alejandra

sus oscuros labios de sangre quieta

callarán la última palabra

***

A Yeyé in memoriam

Custozzagasse 5, Viena, 1994.

* “Ciudad de ángeles caídos”, mural,
Silver Lake, Los Ángeles

***

***

Esteban Moore (Buenos Aires, 1952). Poeta y traductor. En su condición de cronista urbano ha dado a conocer: Librerías de valor patrimonial de Buenos Aires (Dirección de Patrimonio, Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Buenos Aires, diciembre 2003) y la reciente Pizzerías de Valor Patrimonial de Buenos Aires (Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Buenos Aires, Junio 2006); ambos volúmenes realizados junto al artista plástico Horacio Spinetto.  En poesía ha publicado: La noche en llamas (1982); Providencia terrenal (1983); Con Bogey en Casablanca (1987); Poemas 1982-1987 (1988); Tiempos que van (1994); Instantáneas de fin de siglo (Montevideo, 1999, mención honorífica Premio Municipal de Buenos Aires); Partes Mínimas (Mar del Plata, 1999); Partes Mínimas y otros poemas (2003, segundo  premio de poesía, Fondo Nacional de las Artes); Antología poética (2004, Colección Poetas Argentinos Contemporáneos, Fondo Nacional de las Artes) y El avión negro y otros poemas (2007, Fondo Metropolitano de las Artes y las Ciencias de la ciudad de Buenos Aires). Ha realizado la traducción de diversos autores de lengua inglesa: Lawrence Ferlinghetti, América desierta y otros poemas, Colección de Obras Representativas de la UNESCO (Ediciones Graffiti/Unesco, Montevideo Uruguay, 1996); James Laughlin, Los poemas de amor (Editorial Martín, La Pecera, Mar del Plata, Argentina, 2001); Craig Czury, Tecnología Norteamericana y otros poemas (Papel Tinta Ediciones, Buenos Aires, 2003); Charles Bukowsky, Una de las más ardientes y otros poemas (Ediciones Laberinto, México, 2004);  Lawrence Ferlinghetti, Los Blues de la procreación y otros poemas (Alción Editora, Córdoba, Argentina,  2005); Lawrence Ferlinghetti, La vida sin fin (Editorial Arquitrave, Bogotá, Colombia, 2005); Sam Hamill, Ojos bien abiertos y otros poemas (Dirección de Cultura, Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela, 2006) , entre otras tantas más. En ensayo publicó: Primer Catálogo de Revistas Culturales de la Argentina (Ediciones Revista Cultura, auspiciado por la Secretaría de Cultura de la Nación y la Federación de Revistas Iberoamericanas, Buenos Aires, enero 2001) y ha dado a conocer en revistas y diarios textos sobre la obra de Alberto Girri, H.A. Murena, Horacio Salas, Lawrence Ferlinghetti, Allen Ginsberg y la poesía argentina contemporánea, reunidos en Versiones y apropiaciones, de próxima aparición. Colabora con publicaciones del país y del extranjero. Su obra ha sido parcialmente traducida al inglés, italiano, alemán, lituano, albanés y portugués e incluida en diversas antologías

Series NavigationLiteratura e Internet, diversidad del mensajeDos breves reseñas de Jorge Muzam

Tags: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Comprar

La noche del Gran Godo

Búsqueda

Autores